"Estamos comprometidas en crear los productos hechos a mano más bellos, utilizando textiles tejidos en telar, con mucho amor y orgullo por artesanos de Perú. A través de nuestros productos buscamos conectar a nuestros clientes con la cultura del Perú y con nuestro equipo de artesanos, que con su talento son capaces de crear piezas de arte únicas."

- Patricia & Alejandra Benavides Madre & Hija, Co-fundadoras de Sumaqkay

Sumaqkay se fundó en el 2007, pero nuestra historia comenzó mucho antes, en un pequeño pueblo llamado Santa Cruz, en los desiertos del Perú

En 1985 el Perú sufría una caótica crisis socio-economica y política. Grupos terroristas amenzaban a la comunidades más vulnerables de la sierra del Perú, lo que hizo que muchos hombres y mujeres huyan de sus hogares, a un lugar donde tuvieran oportunidades y seguridad.

La mayoría de personas que vivían en la sierra sobrevivían de su precaria agricultura y del tejido. Al verse forzados a huir de sus tierras, migraron a los campos agrícolas en la costa, para trabajar como agricultores. A pesar de que trabajar en la costa les dió la oportunidad de comenzar de nuevo y tener esperanza en el futuro, esto también significó abandonar sus raíces - sobretodo el tejido, pieza tan importante de su vida y su identidad.

Sumaqkay comenzó como un proyecto social para que aquellos que habían tenido que migrar a la costa pudieran reconectarse con su cultura a través de talleres de tejidos. Comenzamos organizando talleres para todos aquellos que quisieran tejer y aprender a tejer. Al principio solamente teníamos un telar a pedal, que todos compartían para tejer pequeños textiles.

Al ver los maravillosos textiles que estos artesanos tejían, decisimos fundar Sumaqkay, que significa lo más bello en quechua. De esta forma, quisimos dar la oportunidad a artesanos de hacer lo que más disfrutan, y que es fuente de orgullo para ellos. A través de Sumaqkay ayudamos a artesanos a que puedan tener una mejor calidad de vida y empoderarlos para que mejoren en su técnica y diseños de tejeduría.